“Algo nuevo se está haciendo, ya se siente en la atmosfera”

Y es que marzo trajo  2 grandes marchas, 8/04 día de la mujer y 26/03 No más AFP en las cuales el #FrenteAmplio no ha pasado desapercibido. Si no los vio por las calles de Santiago, seguro lo ha visto en redes sociales, en las noticias, donde de a poco han ido ganando terreno. Si bien han recibido críticas, estas han sido lanzadas por diferentes vejestorios de oposición que están cagados de miedo ante un nuevo frente que pueda moverles el piso.

Chile está despertando, de a poco pero lo hace, esto gracias a los jóvenes quienes son la fuerza de cambio, capaces de empoderarse y salir a las calles a gritar a viva voz que estamos cansados de más de lo mismo, de los pitutos, de la meritocracia y de que nadie haga algo por cambiar esta realidad, que ya lleva décadas con el lema “Chile el cambio ya viene”  el cuál nunca llegó.

Volví en julio de este año, luego de estar unos años en Argentina. Regresé a Santiago con mi pareja chilena, antes de que la nueva crisis se hiciera latente junto a otros factores que nos hicieron retornar. Si bien en principio no quería llegar, porque es sabido que acá las cosas no cambian y los procesos son muy lentos, hoy puedo decir que siento una esperanza y que veo que de a poco que el pueblo se está empoderando.

En Buenos Aires pude ver una militancia que abarca desde los más chicos a los más grandes, llamándome la atención y conmoviéndome hasta los huesos al ver tanto joven involucrado, preocupado por un bien común, con una pasión que es difícil describir. Comprometidos con la sociedad. Si, en Argentina quizás ya es algo común que la calle sea un territorio natural de la militancia. Esto gracias a Néstor Kirchner quien la reforzó, llamando a todos a salir a las calles y no quedarse de brazos cruzados:

“Hoy ustedes, hermanos de la juventud, militen donde militen, tienen la posibilidad de hacer el cambio en paz y en democracia que nosotros como generación no tuvimos. Por eso, participen; por eso, opinen; por eso, sean transgresores; por eso, ganen las calles; por eso, recorran las universidades, recorran los talleres, los trabajos… Esta juventud tiene que ser el punto de inflexión de la construcción del nuevo tiempo” (2008, discurso en la Plaza de los dos Congresos)”

Tras ver esta realidad allá, era difícil regresar a Chile pensando que todo seguía igual, que muchos reclamaban pero estaban lejos de obtener un cambio, en lo que me incluyo. Esto pese a las múltiples marchas educacionales, porque a la hora de votar siempre vi elegir a los mismos.

Muchos dirán que ya había militancia, está la juventud comunista. Pero no logra identificar a la masa, ya que apoyan candidatos que están envueltos con la corrupción y la derecha chilena. Lejos están de ser reales referentes de izquierda. Está Allende y no hay más. Nunca más vi un partido promover garantías institucionales en Chile: Salud y educación pública y gratuita y un techo digno para el pueblo. Solo vi a políticos llenarse los bolsillos, haciendo acuerdos y vendiendo su alma a la derecha y al empresariado.

Por eso hoy con orgullo puedo decir que el nuevo Frente Amplio trae esperanza a jóvenes y grandes que daban todo por perdido. Si bien falta mucho por hacer, ya se puede notar una pequeña luz de cambio. Hay por quien votar, por quien creer y salir a las calles a luchar.

Conoce más del Frente Amplio Chile en: http://www.frente-amplio.cl/quienes-somos

17522555_1168556433269742_64641563694914837_nCC3

Advertisements